Ces Le Mhyte

SPANISH HARLEM

Graffitea  el umbral de la cultura
aspirando el remolino de cal
que golpea las formas de las palabras;
el cuerpo se tiñe de ceniza
seduciendo cuervos de la lengua
amontonados como escombros de tiza
sobre escritorios del recuerdo.

They gather in the corners of the parlance,
In the bosom of the streets
Illuminated by the strident sound
Of the fall of the words bow
Upon the moving platform
Where memory is parked.[1]

En esas calles de New York
dentro de tachos de basura
el cuaderno azul no se encuentra;
alguien se llevó la evidencia
que desaprueba las pruebas,
por todos lados se gentrifica
sustancias en hoteles/comunidades en penas.

(Un lavarropas de encendido permanente)

Graffitea en la persiana “Paul”
sintiendo que los héroes
ya no interpretan señales;
una capa de división
reverdece la violencia metafísica
que aroma las etiquetas del silencio.

Pinta el palacio de papel un hispano
en una avenida de la memoria.
para que nadie lo convierta
en una exposición lenta de rostros de cera.

Flamea un pañuelo limeño
mudado de sitio a la fuerza,
violado en su esencia,
en el mástil del caserón nuevo
rozagante de típicas comidas;
pacientes Penélopes de pretendientes turistas
desiertos de tamborileos ajenos.

[1] Ellos juntan las esquinas de las lenguas/en el seno de las calles/iluminadas por el sonido estridente/ de la caída del arco de palabras/ sobre el playón movedizo/ en que se estaciona la memoria.
(Traducción del autor)

 

A MARTIN HEIDEGGER

Había que  ganar,
apelando a su categoría de ídolo.
Millones de cráneos hechos polvo
en los agujeros de Auschwitz.
En el último minuto adicionado
se esperaba su milagro,
un río de cenizas arrullaba
los campesinos aires de provincia.

Evadir como sea la derrota,
erosionar los cuerpos abriendo
una llave de gas.
Numerosos gritos celebran
el bacanal del espanto,
comienza el alargue indefinido
de la filosofía obituaria;
incansables servidores pastorean,
fanas y no tanto,
en el centro del engaño.

 

LA PREGUNTA ÚLTIMA

                    “Todo depende ahora de si el hombre
                   enfrentará la pregunta.”
                                          Martin Buber

 

Dónde están las llaves
Quién cuida las celdas del Tiempo
Dónde expone el lenguaje sus pinturas.

Quiénes esperan al búho
tras el vuelo hacia el refugio
de sus logros.

Qué ficticia los pliegues del ocultamiento,
cómo se desdoblan sin soltar
el polvillo del adiós.

Quién puede responder a la pregunta última
sin cortar otro capullo.

 

Ces Le Mhyte

Buenos Aires, 1980, poeta, escritor, director del emprendimiento cultural con perspectiva filosófica Mitxirrika Mythé y columnista radial de “Filosofía, arte y cultura” para el programa Recursos humanos + Humanos (primero por FM Signos, ahora por FM Simphony).
Ha obtenido el reconocimiento La lupa cultural 2013,  colectivamente los premios Cuna de la Bandera 2013, Galena 2014 y Premio Binacional Río de los Pájaros 2015.
Las poesías pertenecen al libro “La huella del erizo”, Buenos Aires, 2015 – Editorial Hesíodo.