Corrección de textos

«Los materiales tratados con descuido no serán considerados»

Esta condición aparece en casi todos los concursos literarios y en casi todas las editoriales. Un conocido escritor y formador de escritores decía: «Si a ti no te interesa tu propio texto como para ponerlo en condiciones, por qué les debería interesar a los demás».

Existen dos clases de correcciones. Las que hace el mismo autor para mejorar su obra y las que puede hacer otra persona para revisar todo aquello que se le puede escapar al escritor, algunas veces por desconocimiento, otras por razones sicológicas. Nadie está exento de tener lo que los sicoanalistas llaman «puntos ciegos».

Por esas razones existen las personas que se especializan en la corrección de textos ajenos. Personas capacitadas para intervenir «sin que se note» en los textos que no le pertenecen. Personas que respetan a los creadores y sus obras e intervienen sólo cuando es necesario y siempre de acuerdo a los autores.

La editorial Apertura te puede suministrar un corrector altamente capacitado y formado en la Tecnicatura Universitaria en Corrección de Estilo, Udelar, que es una garantía de profesionalismo.

Ediciones Apertura